Saltar al contenido.

Nacho Vegas, expandiendo el Don de la Ternura

Mucho, muchísimo tiempo hacía que Nacho Vegas no se acercaba por Lleida a mostrarnos sus canciones. Si no recuerdo mal, que podría ser, la última vez fue en un ya lejano 2008 en la gira de presentación de Lucas 15, el atractivo disco que alumbraba y adaptaba canciones tradicionales asturianas junto a su entonces colaborador, el talentoso Xel Pereda.

Aprovechando la extensa gira de presentación de su último disco, Mundos Inmóviles Derrumbándose (Oso Polita 2022), que hace pocos días le tuvo dando exitosos conciertos por México, el Café del Teatre y CurtCircuit nos daban la oportunidad de ver al músico gijonés en nuestra ciudad y en sala. Un lujo a estas alturas de su carrera donde la habitual es verlo desde la distancia de la platea de teatros y auditorios.

Y había expectación, mucha expectación, desde la intro pregrabada de Belart, canción que abre su último LP y los conciertos de su gira, la sala presentaba una entrada más que satisfactoria, repleta de un público ávido de las canciones de Nacho. Ahí, entre la evocación de Mursego la banda subió al escenario. Y cito la banda porque precisamente este era uno de los aspectos que reclamaban la atención.
Una vez que su anterior grupo de acompañamiento se dedica a otros quehaceres que reclaman dedicación a tiempo completo (supongo que os suena el nombre de León Benavente), Nacho Vegas debía conformar un nuevo equipo y lo cierto es que la alineación es de impacto: Joseba Irazoki a la guitarra, Manu Molina a la batería -aunque ambos ya llevan tiempo con el astur-, más Hans Laguna al bajo, Ferran Resines a los teclados y Juliane Heinemann también a la guitarra y coros, secundados por Cristian Pallejá como técnico de sonido. Este último es el productor de Mundos Inmóviles Derrumbándose por lo que tenía muy claro como tenía que sonar la sala y vaya si lo consiguió.

Y con la primera canción, la citada Belart, ya se pudo ver a un público entregadísimo desde el primer acorde, el primer verso. Detener el Tiempo, extraída de El Manifiesto Desastre, y La Séptima Ola fueron los siguientes temas en que Nacho Vegas demostró que dominaba el escenario a su antojo y Joseba Irazoki se exhibía con sus guitarras, especialmente al sacar a relucir la de 12 cuerdas. Tan pronto y ya pudimos constatar que las primeras filas no solo serían agradecidas, sino que cantarían absolutamente todas las canciones.

Los coros del público en Ser Árbol la reivindicaron como el tema más popular del de Xixón en los últimos años (y con razón). A continuación, Nacho tomó el micro para recordar a John Prine, músico country fallecido hace justamente 2 años por coronavirus, del que versiona en bable Summer’s End y la convierte en Muerre’l Branu apareciendo el banjo por primera vez en el concierto. La emotividad persistió con el vals de letra carveriana de El Don de la Ternura, una canción preciosa que gana en directo, vals incendiado por el ulular desenfrenado de la guitarra de Joseba. El rescate de Hablando de Marlen -recuperada del recóndito Esto no es una salida-, en que los tambores de Manu tensionan la escena mientras el cantante desgrana la historia de la mudita, cerró una primera parte de corte más intimista.

El banjo saltarín de Miss Carrusel convierte la sala en una fiesta en la impecable adaptación de Townes Van Zandt que 20 años después del catedralicio Actos Inexplicables se mantiene tan efectiva, fresca y ufana como el primer día. Banjo que reparte el protagonismo con el piano en la coreada por todos Ciudad Vampira -otra adaptación, esta del genio Daniel Johnston-. En ese momento, el público está totalmente entregado y la banda es consciente de su poder sobre las tablas, poder que se manifiesta en una expansiva Lo que comen las brujas coreada por todos. El fervor no cesa en dos temas tan intimistas y “ajusta cuentas” como Ramón In y El mundo en torno a ti, todo lo contrario, ya que el tono apocalíptico que proporcionan los metales y los pedales de guitarras provocan sendos crescendos evocadores de bandas tan referentes como Mercury Rev o Grandaddy.

El panfleto bomba Big Crunch, reivindicando el anticapitalismo a ritmo de pop, nos dejó ver a un Nacho Vegas contagiado de la actitud del público cantando con total convencimiento. A estas alturas incluso un tema de desamor y del reconocimiento del final ineludible como La Gran Broma Final se convirtió en una continuación perfecta gracias al protagonismo de los metales. La Pena o la Nada, extraída del excelente y siempre reivindicable El Tiempo de las Cerezas, con su infecciosa coda final cantada a pleno pulmón, enfervorizó todavía más a los asistentes finalizando muy arriba el concierto.

Pero queríamos más, todos, el público por descontado y la banda que estaba disfrutando, también, y no se hicieron demasiado de rogar para volver a aparecer acometiendo el himno El Ángel Simón, en una reinterpretación más rápida, con una lítica base rítmica que por contraste la hace todavía más desoladora, rematada por los riffs desatados de Joseba Irazoki, en una canción mítica para el indie irredento y que siempre queremos escuchar. Obligado final con El hombre que casi conoció a Michi Panera, el tema con mayor repercusión de Nacho Vegas. Una canción que ya forma parte del imaginario popular. Una curiosa oda pop que convirtió El Cafè del Teatre en una verbena con absolutamente todos los asistentes coreando el sha la la la la la. Aquí sí, por todo lo alto, acabó el concierto con un público entregadísimo y con una enorme sonrisa de satisfacción pintada en los rostros de los asistentes.

Hemingway afirmaba que París era una fiesta. Nacho Vegas y su portentosa y bien engrasada banda convirtieron anoche El Cafè del Teatre en un festejo, en un concierto que mantendremos durante mucho tiempo en la memoria y en que el de Xixón triunfó por todo lo alto. Como coda final solo me queda mencionar el excelente sonido del que disfrutamos durante todo el desarrollo del espectáculo y agradecer a CurtCircuit y El Cafè del Teatre la propuesta que anoche ofrecieron en Lleida.

crónica by @jordiarti // Mineral
fotos by @midamideta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IPOP EN MEDIO SOCIALES

A %d blogueros les gusta esto: