Saltar al contenido.

85 y 40 años no son nada

Abril empieza con uno de los conciertos que teníamos más ganas de ver: Brighton 64 en la gira por su cuadragésimo aniversario, presentando su nuevo álbum, Más de lo mismo, pasaba ayer, 1 de abril, por el Cafè del Teatre, un evento esperado y al que el público respondió muy bien. El mítico grupo mod barcelonés, grupo insignia del revival mod de los ochenta, que recuperó su actividad para su trigésimo aniversario, venían acompañados con Willie Buck y la Total Blues Band, que abrieron el concierto.

La participación de éstos no debe pasar desapercibida en absoluto: Willie Buck cuenta con una larga trayectoria a sus ochenta y cinco años. Nacido en Houston, Mississippi, se instaló en Chicago, meca del blues eléctrico, cuando aún era muy joven, como muchos músicos afroamericanos de blues y soul. Se nota que Buck ha bebido de toda aquella música: sirva de ejemplo I’m Your Hoochie Coochie Man. Durante el concierto uno tenía la sensación de estar escuchando viejas valijas de la Chess. Sonaba como un Muddy Waters renacido. Got My Mojo Working fue otro de los temas que se interpretaron de aquel gigante del blues de la Chicago. Buck demostró mantenerse en plena forma durante todo el concierto, con una bajada del escenario incluida. Los músicos de la Total Blues Band, por su parte, fueron impecables y dotaron al concierto de una enorme calidad musical.

A continuación, les llegó el turno a Brighton 64. El público se fue acercando cada vez al escenario y más si se empieza con temas como Conflicto con tu ayer, uno de los clásicos del grupo. Le siguió En el País de Mortadelo y Filemón, un single que el grupo publicó el año pasado y que han incluido en su nuevo álbum. Esta sátira política está llamada a ser un tema fijo en su repertorio muy conocido por el público. Lo mismo pasa ya con Quan baixis de l’Avió, que tocaron seguidamente: un tema pop, que publicaron en su álbum de reencuentro, hará casi diez años, Este vez va en Serio. Una verdadera joya del pop en catalán que no puede faltar en sus directos. Con Playas del Mediterráneo volvieron a la reivindicación social, eje central de su penúltimo álbum, Como debe ser, en el que se incluyó el tema anterior. El público no distinguía entre nuevos y viejos temas y los cantaba todos: una prueba más de lo apreciado que es este grupo, que se ha sabido renovar y dotarse de nuevos temas.

A pesar de ello, lo clásico es lo clásico: temas como La Próxima Vez fue de los temas más coreados. Siguieron con Caminos por Recorrer, un emotivo homenaje a Alfredo Calonge. Juez y Parte, que aborda la dictadura judicial que vivimos, es otro de los temas de su penúltimo álbum, que el grupo ha mantenido en su repertorio en directo. Juez y Parte tiene uno de aquellos estribillos de los que todo el mundo se acuerda y entona. Continuaron con uno de los temas de su nuevo álbum, Al Final del Huracán, y después con Bola y Cadena, otro de los imprescindibles del grupo, versión de la archiconocida (y tantas veces versionada) Work Song, de Nat Adderley. Siguieron con otro tema de aires souleros, uno de los más conocidos de la banda e imprescindible: El mejor cocktail, todo un himno para aquellos que cantan, bailan y sienten el soul y que han hecho de la música negra su bandera.

Una de las sorpresas de su nuevo álbum es la versión que hacen de los Pistones, Metadona, que en directo fue espectacular. Todo un bombazo. Le siguió El Tren de la Bruja, único tema que ha quedado en el repertorio del álbum del mismo nombre, aparecido hará hace cinco años y uno de nuestros favoritos, tanto del grupo como de la música en general. Solo Hasta el Final es uno de esos temas que no pueden faltar y hasta que no sonó nos inquietaba que lo dejaran fuera para esta ocasión… Pero por suerte no fue así y el tema que abre Esta vez va en serio hizo vibrar al Cafè. Personalmente, fue el primer tema de Brighton que escuché, antes de cualquier otro de sus clásicos de los ochenta, cuando estaban presentando su álbum de reunión (El problema es la edad, claramente). Del mismo LP es Soy un tanto antiguo, un tema garajero que también hace moverse a quien lo escucha.

El concierto se fue cerrando con Barcelona Blues, cantado, en esta ocasión en catalán, como lo hacen en el nuevo álbum, con un genial resultado. El tema está dotado de una gran fuerza y se nota entre el público. En mi Ciudad también es otro enérgico tema, lleno de aquel espíritu mod juvenil. Una letra y una música que podría haber sido hecha por Paul Weller mismamente. Después, el grupo bajó del escenario para volver poco después e interpretar los dos últimos temas: Igual nos da igual y La Casa de la Bomba, en la que mencionaron, como bien tenía que ser, al mítico pub de Lleida y a su igual mítico dueño, que estaba en el concierto.
El público lo dio todo en este tema y el grupo, que tanto se había movido y agitado durante el concierto, pudo darlo por finalizado con éxito el concierto; y por nuestra parte ya estamos pensando en volver a verlos, porque son de nuestros grupos favoritos y por todo lo que evoca su música y sus letras.

crónica by @acratacappont // @fuegoenlapistadebaile
photos by @midamideta // @piratallucifer – Oriol Cárceles

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IPOP EN MEDIO SOCIALES

A %d blogueros les gusta esto: