ELEFANTES, nueve canciones de amor y una de esperanza.

Sábado noche, un día horrible, con un frío de esos que calan y una niebla meona que no invitaba para nada a salir de casa, pero ahí estábamos, en la Sala Manolita, para ver a uno de esos grupos que durante un tiempo sonó en todas las emisoras y del que hacía tiempo que se oye hablar.

Tenía curiosidad por ver a Elefantes: no escuchaba nada desde que estos barceloneses se separaran hace ocho años y quería ver si seguirían en la misma línea o me arrepentiría de haber vuelto a verlos. Nada de eso; fue magnífico.

Después de todo un año de gira que les ha llevado por todo el territorio español con su disco: “Nueve canciones de amor y una de esperanza”, recalaron en Lleida este pasado 10 de diciembre donde les esperaban unas doscientas personas para darlo todo al son que Shuarma les cantó. Y no decepcionaron.

img_0237

Con la coreadísima ” Abre más ancho el camino” se ganó al público al dedicársela a Rocío, una chica enferma de cáncer a quien envío un emotivo saludo; le siguió “Aún más alto” y un parón para hablar sobre este nuevo disco, el segundo después de su retorno a los escenarios con “El Rinoceronte”.

Shuarma, con ese desparpajo suyo que enamora, se dirigió a los asistentes para incitarles a comprar merchandising: el disco, una camiseta o un imán de nevera, “que estas cosas siempre vienen bien” (risas del público) para reenganchar con el “Duele” (sin Bunbury, con quien hace dueto en el disco; hubiera sido un puntazo, pero no hubo suerte), dedicada a todos aquellos presentes con penas de amor.

No era ésta su primera vez en Lleida: hace unos años visitaron la ciudad y ofrecieron un concierto que Shuarma recordó como… horrible. Entre risas, contó como unos jóvenes Elefantes, emocionadísimos, se enfrentaron a un numeroso público al que intentaron impresionar con su música, sin éxito; no había forma de que movieran un dedo. Esta vez pero, no pueden quejarse: el sábado fueron a verles gente de Lleida, Barcelona, Huesca… y la verdad es que disfrutaron como enanos.

img_0243

Continuaron con “Por verte pasar”, uno de sus grandes temas y el “Te quiero” que un día cantase Perales y que se ha convertido en una de las canciones estrellas del nuevo trabajo y del público, que la adora. Traca final con “Azul”, un clásico de la banda, coreado por el público que en este punto ya está exultante, “Me llega información” y “Somos nubes blancas”. Pero no hubiera sido perfecto sin “Piedad”, llena de manos levantadas y regada con una lluvia confeti que puso el punto y final al concierto.

Todo perfecto para una noche que parecía imperfecta: la sala, el sonido, la gente y el grupo. Para los que se quedaron después, sesión de fotos con los artistas y autógrafos.

¡Más conciertos como éste en Lleida, por favor! Podéis ver el vídeo aquí:

Crónica: Mayra Teixidó // Vídeo & Photos: Jak Tyrell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: