Ellas, música y sentimiento

Es dificil no volcar los sentimientos al escribir la crónica del concierto de Clara Peya y Paula Grande, pues los han vertido de manera muy fuerte a todo el público que estaba presente en el Cafè del Teatre de Lleida en el ciclo curtcircuit.

paula_1

Arrancaba Paula Grande, que presentaba su nuevo trabajo “SoC” y lo hacía con Vic Moliner para demostrar que su fórmula – distinta al formato del disco -, sorprende al primer beat o loop. Porque es más que hip hop, más que soul o funk, es una mezcla con criterio y calidad de todo. No es hip hop con base prefabricada, sino que está hecho con un groove fantástico cercano a la esencia más neoyorquina con aires mediterráneos y con capas vocales más soul y más cálidas.

Breve pero intenso y han sonado por ejemplo “Ja T’ho Dono Jo”, “Me Interesa”, “Quiero” y han vestido y dejado ganas de más.

paula_2.jpg

Y después de Paula Grande, llegaba Clara Peya quien, con su combinación de jazz, música clásica, hip hop y pop electrónico presentaba su estomacal nuevo álbum. Defensor en directo “Estòmac” podía ser una tarea difícil pero lo difícil Clara, lo transforma en fácil, bien sea con una técnica pianística y vocal exquisita o con unos compañeros de viaje que están al mismo nivel que la autora de los cinco nuevos temas.

Compaginar solos de piano con solos de batería, con la angelical voz de Magalí Sare, deja el estómago de plástico cercano a un robot, para acabar perdiendo el abdomen y darse cuenta que el amor nunca debe ser visto como los cuentos de princesas, como corazones rojos de piruletas, y que han sido los motivos para escribir sobre el amor desde el corazón y el estomago.

Con “Vencer el pols” jugó de manera plástica, haciéndola aparecer y desaparecer para reaparecer en un bis. Juntó otra vez a Paula Grande en el escenario para reivindicar, a forma de hip hop o rap, para después buscar la tangencia que no sabíamos que podía existir entre la música clásica con un solo visceral con la bilis estomacal, sin carecer de ternura.

Demostró que en este octavo trabajo las composiciones de Clara, combinadas con Vic Moliner, les posicionan en un plano superior, el mismo que mostró con una naturalidad innata.

Un concierto que emocionó, conmovió y sacudió mentes pues la política y el amor son paralelos o tangentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: